Modulo 4 / Trauma óseo / Consolidación y complicaciones
 
Consolidación y complicaciones
 


La consolidación de las fracturas se ve afectada por muchos factores. La mayoría de fracturas se consolidad mediante una combinación de callos endósticos y periósticos.

En términos generales, y suponiendo que la irrigación sanguínea al sitio de fractura es adecuada, las fracturas no desplazadas o anatómicamente reducida sanan mediante consolidación primaria; en este tipo de consolidación la fractura sana mediante un callo endóstico o interno.

Las fracturas desplazadas (que no están anatómicamente alineadas) o aquellas que tienen espacios entre fragmentos, sanan mediante consolidación secundaria; en este tipo de consolidación se presenta un callo perióstico o externo que suele ser excesivo.

Es importante tener en cuenta que en fases precoces, la consolidación de la fractura puede no detectarse en la radiografía así haya una consolidación clínica (no movimiento con presión). La consolidación radiológica se da una vez haya formación de hueso lamelar y puente óseo denso, momento en el cual se hace visible la consolidación en la radiografía convencional.

Otro punto importante en el seguimiento del callo óseo, es la valoración de posibles complicaciones asociadas al proceso de consolidación. Estas complicaciones son:

a. Consolidación retrasada: Se define como una fractura que no consolida en un plazo de tiempo razonable, entre 16 a 18 semanas, aunque la definición de este tiempo es muy variable debido a los múltiples factores que afectan el proceso de consolidación.

b. No consolidación: Es una fractura que nunca llega a consolidarse. Una de las variantes de la no consolidación es la pseudoartrosis, donde se produce la formación de una falsa cavidad articular con una cápsula en apariencia sinovial. Algunos textos citan la pseudoartrosis como toda fractura que no consolida a los 9 meses, usando este término como sinónimo de no consolidación y debe tener en cuenta que esto no es del todo cierto. Radiológicamente se caracteriza por presencia de una hendidura entre los fragmentos óseos los cuales presentan bordes lisos, redondeados y esclerosos (blancos).

c. Consolidación defectuosa: Es aquella fractura que consolida en una mala alineación de los fragmentos óseos, lo cual hace que la funcionalidad de la extremidad comprometida no sea la normal.

 

 
Conclusiones

La radiografía simple es un estudio de primera línea para el diagnóstico y seguimiento de las fracturas óseas. Es importante describir en forma completa las fracturas que permita realizar un tratamiento exitoso.

     
 
Ir al Inicio